Dsc6083  Dsc6088  Dsc6090  Dsc6100  Dsc6138  Dsc6188  Dsc6189  Dsc6192  Dsc6199  Dsc6200  Dsc6208  Dsc6285  Dsc6241  Dsc6264  Dsc6274  Dsc6289  Dsc6291  Dsc6298


EL PESO DE LAS COSAS

Sala Gasco
Santiago, Chile


La corteza del hombre

La corteza de la mujer

Victoria 3

Victoria 4

Lo que resta de uno

Lo que resta del otro

De aquí saldrá algo

Collar nº3

Orillas negras

El descanso

Árbol de vaina

Invunches

Remolinos


El peso de las cosas (video)


La exhibición El Peso de las Cosas es un relato visual que pone en escena la idea de lo inevitable, de los procesos que tienen su propia lógica interna, su propio tiempo y desarrollo. Este relato, concebido como un disparador de experiencias perceptivas, parte con el gesto de plantar dos cerezos en condiciones específicas, incorporando elementos propios del quehacer de la artista –como paños y macetas de greda– y que obedecen a formas ya trabajadas anteriormente. Con el tiempo, los árboles fueron produciendo modificaciones, huellas y marcas en su entorno y en los objetos asociados. Estas acciones inevitables son luego recogidas y reelaboradas a través de sucesivos mecanismos que permiten visibilizar esas transformaciones, otorgándoles una lectura poética.

Tres obras cumplen una función distinta y específica en El peso de las Cosas: el collar de cerámica es la encarnación de la idea en imagen y corresponde a la serpiente, símbolo de la doble expresión del bien y el mal (figura también circular); por otra parte, la intervención en el piso opera como expresión del estado mental que la muestra quiere invocar, y refiere a los flujos de la conciencia; por último, el saco que cuelga en medio de la sala representa la noción específica de “peso”. Todos estos elementos fueron trasladados a la sala de exhibición desde el contexto inicial de la plantación de los cerezos, y su montaje fue pensado para interrogar la jerarquía de las piezas y su relación con el espacio exhibitivo, cuestionando también las lógicas que determinan lo que es original y lo que es copia.